Agua potable, transporte, electricidad y gas doméstico son los servicios públicos con mayor precariedad en Ciudad Guayana.

Ciudadanos se concentraron este viernes en la redoma de Chilemex y la esquina del Santo Tomé de Unare, en Puerto Ordaz, para protestar por el colapso de los servicios públicos en Ciudad Guayana, donde al menos el 90% de la población ha manifestado su queja por las fallas o carencia en algunos o casi todos los servicios públicos.

Aliana Estrada, coordinadora del Monitor de Servicios Públicos en Ciudad Guayana, señaló que las fallas reportadas por los ciudadanos son tan reiteradas que la existencia de los servicios, aunque sea por algunas horas, se hace casi imperceptible, sobre todo en zonas más alejadas como las de San Félix.

“No hay un servicio público que el ciudadano lo perciba. Racionan el agua y la electricidad, y los ciudadanos lo perciben como algo circunstancial. En San Félix hay sectores que llevan ocho y nueve años sin agua potable y gas, son nueve años donde el servicio público no existe”, denunció.

Recordó que la falta de servicios públicos forman parte de las violaciones de los derechos humanos. “Sin agua no te puedes bañar, beber agua potabilizada, que no se hace cumpliendo todo el proceso y el Estado no supervisa las condiciones. El agua es el servicio más agudo porque está relacionado directamente con la vida humana”.

Agregó que el colapso de los servicios públicos es porque no hay dinero en el Estado para resolver. Mencionó, por ejemplo, la crisis del transporte público, cuyas unidades no cuentan con repuesto para mantener una operatividad de calidad. La falta de unidades dificulta también la movilización de los ciudadanos para sus actividades diarias.

Estrada precisó que la falta de servicios públicos que más aqueja a los ciudadanos son agua potable, transporte, electricidad y gas doméstico. Las zonas más afectadas se ubican en las parroquias Vista al Sol y 11 de Abril, mientras que en Puerto Ordaz es intermitente.

José Saracual, trabajador de Fábrica de Tubos, considera que entre las precariedades de los servicios públicos se incluye la calidad de vida de los trabajadores por los paupérrimos salarios que perciben.

Roberto Reinosa, dirigente de Alternativa Uno, agregó: “el gobierno está jugando con la paciencia de los venezolanos, sometiéndolos lentamente a estas precariedades y entorpecer las negociaciones”.

Template by JoomlaShine