Funcionarios de la Dgcim impidieron a familiares del secretario general de Sintraferrominera ingresar a la audiencia de juicio realizada en Maturín.

La dictadura condenó al secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), Rubén González, a cinco años y nueve meses de prisión en la cárcel La Pica, en Monagas, donde se mantiene recluido desde su detención en 2018.

Este martes, 13 de agosto, se realizó la cuarta audiencia de juicio contra González, juzgado por un tribunal militar. Inicialmente se le imputaron los delitos militares de agresión al centinela, ultraje al centinela y ultraje a la Fuerza Armada Nacional. Solo los dos últimos fueron ratificados.

Familiares denunciaron que funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) acordonaron el recinto y les impidieron ingresar al lugar.

Degraim Marchales, miembro de Sintraferrominera y pariente político de Rubén González, informó que apelarán el veredicto y ejercerán medidas acciones en rechazo a esta sentencia.

González fue apresado el 30 de noviembre de 2018 en una alcabala en Anaco, estado Anzoátegui. Regresaba de una marcha de trabajadores en Caracas, en la que exigieron a Nicolás Maduro el respeto a las convenciones colectivas y las tablas salariales, violadas a partir del 20 de agosto cuando se les impuso a las empresas básicas el tabulador de la administración pública.

El arresto de González fue justificada bajo un expediente que data de agosto del año pasado, donde se le acusa de agresión a funcionarios militares. Los hechos tuvieron lugar en el portón de Ferrominera, en Ciudad Piar, durante una asamblea de trabajadores. La Guardia Nacional habría intentado detenerlo y este emprendió la huida, mientras que los uniformados allanaron su vivienda sin orden judicial y rompieron un paredón de la propiedad.

Esta es la segunda condena contra el dirigente sindical de Ferrominera. En 2009 fue apresado por liderar una protesta laboral en dicha empresa. En 2011 lo condenaron a siete años, seis meses y dos días de prisión, pero dos días después, la sentencia fue anulada por el Tribunal Supremo de Justicia.

Template by JoomlaShine