Región

Desde los hechos del 23 de febrero en Santa Elena de Uairén, el alcalde electo en Gran Sabana se resguardó en Brasil, ante la presunta orden de detenerlo “vivo o muerto”, según denunció.
Varias zonas de la capital de Bolívar permanecían este miércoles sin servicio eléctrico, en otras sectores se registraron fluctuaciones de voltaje.
Habitantes de Santa Elena de Uairén aseguran que deben pagar a militares y a la comunidad de San Antonio de Morichal para poder cruzar a territorio brasileño o regresar al país.
En la reunión con diferentes sectores gremiales y de la sociedad civil, también plantearon lo referente al Arco Minero y a los indígenas masacrados al sur del estado.
La Asamblea Nacional debatió este miércoles lo ocurrido en Kumarakapay y en Santa Elena de Uairén, poblado que el régimen mantiene militarizado y amenazado.
Template by JoomlaShine