Este 2 de julio se cumplieron 58 años desde la fundación de Ciudad Guayana. Esa urbe que fue promesa para el desarrollo económico del país no cuenta ni con servicios básicos.

Hace 58 años, el 2 de julio de 1961, el entonces presidente Rómulo Betancourt colocó la primera piedra de lo que hoy es Ciudad Guayana. Desde entonces fue la promesa del emporio industrial en el país, al tener las empresas básicas y la represa de Macagua, la única ciudad planificada en Venezuela que hoy ha sido llevada al descuido.

El cronista Américo Fernández señala que primero fue bautizada con el nombre histórico de Santo Tomé de Guayana. “La construcción se inició ese mismo año de acuerdo con planes que establecieron la mejor ubicación y distribución de los servicios en función de la vocación industrial de la zona. A fin de facilitar la fundación de Santo Tomé de Guayana la Asamblea Legislativa reformó la Ley de División Territorial del estado Bolívar el 29 de junio de 1961 para crear el Distrito Caroní y estableció a San Félix de Guayana como su capital. Era el único distrito del estado formado por un solo municipio: San Félix de Guayana”.


Asocomercio y San Félix en Positivo entregaron reconocimientos a personajes destacados de la ciudad | Foto Jhoalys Siverio
     


Hoy Ciudad Guayana padece de la carencia de servicios básicos. Tiene las represas Guri, Macagua y Caruachi, y sufre de fallas eléctricas; cuenta con dos ríos: el Orinoco y el Caroní, y la mayoría de sus sectores sufren de constantes ausencias de servicio de agua potable. El transporte público es un caos, y el aseo urbano ni hablar. Sus empresas básicas están arruinadas, las pocas que producen están por debajo del 10% de su capacidad instalada.

La Asociación de Comerciantes e Industriales (Asocomercio) de San Félix celebró una misa y foro con motivo del 58ª aniversario de Ciudad Guayana. Allí se dieron cita agremiados y dirigentes sociales que fueron reconocidos por su labor en pro de recuperar la Guayana soñada.

José Guevara, presidente de Asocomercio San Félix; Evelio Lucero, reconocido fotógrafo de la ciudad; Gilberto Almarza, presidente de la Cámara de Turismo en Bolívar; y el cronista Homero Hernández, describieron a la Ciudad Guayana del antes, el ahora, y la del futuro, bajo el compromiso de que es posible su recuperación y retomar el proyecto de Leopoldo Sucre Figarella.

“La ciudad de antes y la del futuro la añoramos, porque la que tenemos actualmente está destruida. Tenemos una economía de facto, nuestras empresas están trabajando a su mínima expresión, tenemos solo el 30% trabajando y a un 10% de su capacidad”, manifestó Guevara.

Lucero expuso una galería con imágenes de hace más de 50 años, cuando llegó de Caracas a esta urbe, apenas con 22 años de edad. “Cuando llegué me enamoré. Las residencias no tenían cercas, en las noches todas las calles estaban iluminadas, no había problema de electricidad ni de agua, tampoco de inseguridad. De vez en cuando veías a un policía o guardia nacional y los saludabas cordialmente eso es lo que añoro”.

El presidente de Asocomercio San Félix también exhortó a la unidad por la recuperación de la identidad y una reingeniería que permita recuperar la institucionalidad en la ciudad.

Gilberto Almarza, presidente de la Cámara de Turismo en Bolívar, señaló que si bien el descuido al que se ha llegado es enorme, hay que ver hacia el futuro y unirse como generadores de cambio, para lograr la recuperación de Ciudad Guayana.