El partido Encuentro Ciudadano denunció la destrucción del proyecto Guayana, traducido en el empobrecimiento de la única ciudad planificada en el país.

La crisis humanitaria compleja caracterizada por el derrumbe económico en Ciudad Guayana, es proyectada por la quiebra absoluta de las empresas básicas y la gama de pequeñas y medianas industrias que sostuvieron por muchos años la prosperidad de todo el estado Bolívar, con influencia significativa en las regiones vecinas y el país en general. Así lo denunció Zaira Morales, secretaria de organización regional del partido Encuentro Ciudadano.

Este 2 de julio, Ciudad Guayana cumple 58 años, y desde Encuentro Ciudadano conmemoran el aniversario de la ciudad. Sin embargo, recuerdan que la debacle social existente tiene como rostro el abandono de los servicios de transporte, electricidad, agua, aseo urbano, desmantelamiento de la red hospitalaria con resurgimiento de la malaria y otras enfermedades endémicas, proliferación del hampa, en orfandad de atención gubernamental, con la explosión de la delincuencia.

Si algo ha crecido exponencialmente en la región Guayana es el desempleo, la ausencia del empleo formal decente, y la reducción del poder adquisitivo a su máxima expresión, como es característica nacional.

Según Morales, la gobernación del estado Bolívar y las alcaldías dejaron de tener el carácter de representatividad de sus electores directos, en función de propósitos y promesas, que son instancias de autoridad, presencia y soluciones para los guayaneses.

Una ciudad sin alcalde

En Ciudad Guayana, el alcalde es más que un forastero, “un fantasma que dispone de los recursos públicos en partidas igualmente fantasmas en lo que debería ser el provecho del municipio”, denunció Morales.

En lo político proliferan las prácticas corruptas de los grupos impuestos por la “revolución bolivariana”, que hundieron el proyecto industrial y hoy día las empresas básicas están casi todas paralizadas.

Encuentro Ciudadano Bolívar plantea que es el momento de nuevos paradigmas para Ciudad Guayana, mediante un liderazgo para una ciudad que se encamine a la transformación de una zona de carácter netamente industrial a otra de variedad, dinamismo y diversificación en lo económico, dijo la dirigente.

Considera que se debe ajustar y redefinir lo que hasta ahora fue el emporio de industria pesada, y convertirse en “Ciudad Marca”, para el aprovechamiento de sus potencialidades comerciales, emprendimientos tecnológicos, desarrollo de la ciudad para el conocimiento y el aprovechamiento de su riqueza mineral, acorde con los estándares de los nuevos tiempos en las áreas ambiental y ecológica.

Por ello considera necesario un liderazgo desde la presencia comunitaria, en sus múltiples e innumerables barriadas y urbanizaciones populares que anhelan la justicia social, con su participación activa.

Todo acompañado de protagonismo político propio para otorgar caminos a propuestas diferentes y modernas de organización institucional, que requiere una ciudad de la magnitud y extensión de Ciudad Guayana.

 Destaca también la necesidad de liderazgo de alianzas de grupos ciudadanos, individualidades, instituciones universitarias como la UCAB-Guayana, gremios, sectores comunales que impulsen los nuevos paradigmas con programas efectivos ante retos de recaudación de impuestos, remozar ordenanzas, competencias directas por la ciudad, impulso de gobierno local abierto, propagación y uso de nuevas tecnologías en beneficio de gestión local. (Prensa Encuentro Ciudadano)